ADICCIONES Y FAMILIA

  COSAS COTIDIANAS para no CAER en LAS DROGAS.

 

COSAS COTIDIANAS para no CAER en LAS DROGAS.

Las personas desde muy jóvenes comenzamos a probar las drogas.

Hay estimaciones que indican que el alcohol se prueba por primera vez a los 13 años y los porros o cannabis un año después.

La adolescencia conlleva cambios físicos y cambios emocionales. Lo que antes nos gustaba y entretenía ahora nos aburre y aturde.

En esa fuerza natural del ser humano de experimentar cosas y sensaciones nuevas, nos hace acercarnos a escenarios con ciertos riesgos. Y la persona en la adolescencia, lo que busca son precisamente riesgos, ya que no sabe dónde está el límite del peligro.

El alcohol que esta tan socializado y no hay celebración en esta país que no se haga con el mismo como elemento dinamizador, es precisamente el primero en probar. Y al comprobar los efectos inhibidores y evasivos que produce, comenzamos aquí un itinerario o camino que si no somos capaces de percibir, pasara de lo que denominamos drogas legales a las más próximas como son la cocaína o el éxtasis.

Tenemos aquí ya una buena pista que a los adultos, padres o responsables de las criaturas que están a nuestro alrededor, podemos inculcar. Es decir, ya sé que no podemos cambiar el mundo, pero SI, nuestro micro mundo, nuestro entorno y si evitamos y relacionamos el consumo de estas drogas legales con aspectos de euforia, tendremos mucho terreno ganado.

No vamos acabar con el consumo de drogas en el mundo, pero si podemos concienciar a nuestro entorno que la ingesta desproporcionada de alcohol, el consumo de tabaco, son simple y llanamente un paso más hacia la muerte. Y creerme que no es ser alarmista, sino realista.

No les prohíbas de manera vehemente, simplemente diles que cada vez que se excedan con el alcohol, está un paso más cerca de la muerte.

Claro está, los intereses económicos de las grandes bodegas, de las cerveceras, la infinidad de licores y las empresas tabaqueras, hacen todo lo posible para sugerir y sugestionar al ser humano en su consumo.

Contra esto, la única manera de abordar es ofrecer desde muy pronto a nuestras criaturas alternativas más emocionantes y atractivas, como son las actividades deportivas, las actividades realizadas con la familia, como compartir tiempo de ocio, cine, paseos y jugar, jugar mucho.

El juego es un elemento canalizador que nos hará utilizar una herramienta muy importante, que son los LIMITES, las NORMAS. Es buenísimo desde muy pronto saber los límites y las normas que establecemos en nuestro entorno para saber que el no respetarlos tendrá consecuencias.

Y todo esto tendremos que hacer con sobredosis de comunicación, hablando mucho, explicando mucho, y si fuera preciso mostrando nuestras carencias o desconocimiento sobre las drogas y sus efectos.

Aunque tampoco quiero caer en el alarmismo y tendremos que estar atentos para diferenciar entre los consumos experimentales, de iniciación o los habituales y problemáticos.

El ser humano cuando es joven y más en la adolescencia donde comienzan estos consumos, es de por si poco comunicativo y parco en palabras, se cierra más. No será bueno obligarle a que nos haga una declaración y menos caer en un interrogatorio. Debemos interesarnos, debemos estar al corriente de lo que hacen nuestras criaturas, pero no caer en la trampa de que se sientan controlados.

Hay que mantener SIEMPRE la vía de la comunicación. Esta, la comunicación, será nuestra mejor herramienta para evitar que nuestras criaturas, caigan en las adicciones más comunes.

Fijémonos en los aspectos positivos de lo que hacen, reforcemos su autoestima y confianza para así hacerles sentirse seguros.

No hace falta que seamos unos expertos ni doctorados en drogas ni demás. Solo, fíjate en las conductas y comportamiento de tus hijos, habla con ellos con naturalidad, realizan actividades conjuntas y habla, habla mucho con ellos para ver que piensan de las drogas y explica que consecuencias tienen. Muéstrale sinceramente tus miedos y siempre desde el cariño y el amor, sin subirnos al estrado cual juez de la situación, no juzgues, escucha y habla.

Jabier Calle

Intervencionista Familiar en Adicciones.

 

  1. Y para las dudas que tengas nos tienes a tu disposición, en la Asociación de Intervencionistas Familiares en Adicciones.
Anuncios